Consejos para comer barato y saludable en la ciudad

Cuando nos alimentamos saludablemente, terminamos gastando menos dinero ya que no tenemos la necesidad de estar “picoteando” y comprando cositas de comer todo el día para saciarnos. Ni hablar de la diferencia en la energía y productividad que tenemos cuando comemos alimentos que realmente nos “alimentan” en vez de solo “llenarnos”.

¡Sí se puede!

TIPS:

  •  ¡Be Ready!: Prográmate (al comienzo, luego sale natural) para tener en tu casa aquellas cosas que puedes llevarte como snacks y llévalos contigo. Ejemplo: nueces, almendras, cereales, vegetales cortados, frutas, barrita de cereal casera, etc. Por lo general, estos snacks tienen un aparente costo más elevado que otros, pero no te olvides de que si el hambre te agarra por sorpresa, siempre terminas gastando más comprando cualquier cosa; además de tener posibles cambios en tu humor.
  • Compra por mayor: Compra estos productos por mayor para que sea más barato y para estar siempre preparado. Ideas: nueces, almendras, cereales, etc.
  • Cocina hoy para 4: Cocinar de más es una gran herramienta para tener comida para llevarte al otro día. Lo mejor es preparar sin condimentar y separarlo en diferentes bowls. Al otro día, te preparas con el mismo ingrediente otra comida; por ejemplo: si eliges arroz integral, un día lo preparas con salsa y otro día lo preparas como ensalada.
  • En casa y para compartir: Si te juntas con gente puedes proponer juntarse en una casa y que cada uno lleve algo para compartir en vez de gastar comiendo “afuera” en donde la comida no va a tener la energía del amor de quien la preparó.
  • Nunca tengas hambre: Cuando tienes hambre, tiendes a comer cualquier cosa y en mayor cantidad. Esto no solo te hace gastar más dinero, sino que por lo general terminas sintiéndote pesado y cansado en vez de liviano y energético.
  • Cocina: Simple, si cocinas más comes menos afuera. Además, cuando tú cocinas, puedes calcular la cantidad de grasa y sodio; entre otros ingredientes que le pones a tus platos.
  • Come de estación: Las frutas y los vegetales de estación por lo general son los más baratos ya que no tienen que traerlos desde lejos.

¿Alguna otra idea?
¡Me cuentan como les fue!

Luana

Fuente: Nota del Blog Infobae

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *