3 alimentos para tener más energía

 

Si sentís que te falta energía, sumá a tu rutina estos 3 superalimentos y experimentá la diferencia.

La mayoría de las personas que comienza a hacer Health Coaching conmigo tiene la misma preocupación: “no me alcanza la energía”.

Si bien “tener energía” no es una meta que podamos alcanzar regulando sólo aquello que comemos, al enfrentar un día muy demandante, podemos ayudar a nuestro cuerpo a rendir ¡mucho más y mejor! El secreto es incorporar a la rutina ciertos alimentos que resultan grandes aliados. Lo que te recomiendo es que los vayas sumando a tu vida, los consumas regularmente y los conviertas en parte de tu dieta; de esta manera, verás progresivamente los beneficios que traen.

Para rendir más y mejor, incorporá:

1) Espirulina: ¡mi complemento favorito para levantar la energía y el sistema inmunológico! Esta alga, entre otras propiedades, es una fuente natural de proteínas de origen vegetal (contiene entre un 60-70% de proteínas) de fácil asimilación para el organismo y es muy baja en grasas; además de ser abundante en hierro. Todo lo anterior hace que la espirulina sea excelente tanto para tener energía a la hora de entrenar, como para la recuperación post-actividad.

¿Cómo consumirla? Lo más fácil es colocar 1 cucharita en 1 vaso de jugo de naranja natural, o junto a tu licuado. Si nunca la probaste, no te asustes por el color, ¡comenzá de a poco!

2) Polen: es un energizante natural, siendo él solito uno de los alimentos más completos que la naturaleza nos ha brindado. El polen contiene todos los macro-nutrientes que necesitamos: hidratos de carbono, grasas y proteínas –los cuales constituyen 30% de su contenido y son de fácil asimilación–; además de tener vitaminas y minerales que resultan excelentes a la hora de recuperarnos y de elevar la energía de aquellas personas con debilidad física o anémicas.

¿Cómo agregarlo? En tus licuados, en tu ensalada de frutas, en tu avena; en todos y cada uno de ellos podés añadir 1-2 cucharitas por día. Comenzá de a poco, ¡ no hace falta incorporar todo de golpe!

3) Chía: esta semilla, principio de la vida, es una de las más destacadas; ya que entre sus beneficios se encuentran: el aporte de energía, el aumento la de fuerza corporal y el mejoramiento de la resistencia física. Además, de acuerdo a los estudios realizados por la USDA en 2010, la chía contiene en proporción 2 veces más proteínas que cualquier semilla, 5 veces más calcio que la leche entera, 2 veces la cantidad de potasio que el que se halla en los plátanos, 3 veces más antioxidantes que los arándanos, 3 veces más hierro que las espinacas y 7 veces más omega 3 que el salmón. ¡Sí, la naturaleza nos sigue sorprendiendo! Lo único que debemos hacer es consumir saludablemente sus frutos y cuidarla.

¿Cómo incorporar esta semilla? Podés agregarla a tus ensaladas, a tus frutas, o hacer esta receta fácil: desayuno sin tiempo ¡¿Y dónde consigo todo esto?! Por lo general, estos tres alimentos y los complementos que los acompañan se consiguen en las dietéticas y tiendas naturistas.

Recomendación: en el caso del polen y la espirulina, incorporá uno de estos alimentos por vez durante dos semanas o durante un mes; consumiendo diariamente aquello que hayas incorporado para poder observar los resultados. Con la chía y las nueces no hay problema; sólo observá la manera en que tu cuerpo reacciona para así saber qué combinación o balance de alimentos es el mejor para vos, ya que sos un ser único. Recordá que, como ocurre con todo lo natural, estos alimentos no reportan “efectos inmediatos”, sino que brindan beneficios acumulativos que te irán llenando de energía sostenible desde adentro hacia afuera. Por último, y no menos importante, a la hora de tener más energía es importante que reflexiones y disminuyas aquellas cosas que “te quitan energía”, sean hábitos, personas, lugares, etc. Estos son los factores más importantes ya que nos alimentan día a día sin que nos demos cuenta!

¡Probá estas semanas y me contás tu experiencia en Facebook!

 

Salud, salud, salud,

Luana Hervier

Fuente: Nota del Blog Green Vivant

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *