Miedo a envejecer

A medida que vamos creciendo en edad cronológica, atestiguamos infinidad de cambios tanto a nivel físico como mentales y emocionales. Nos asusta ver que se nos cae la piel y que el peso ya no se va tan rápido, entre otras ¡tantas! Cosas.


Y no lo digo por lo que me cuentan, con solo 32 años pude ver la diferencia con mis 25 en los que sentía que los años no pasaban más para mí. Pero, tarde o temprano nos encontramos con el miedo a envejecer. Lo digamos, o no. No creo que tenga que ver solamente con un tema física sino también aquello que nos sucede cuando vemos a nuestros abuelos, son el reflejo de lo que potencialmente seremos.
Sin embargo, cuando todo parece decaer para algunas;  para otras puede ser un inicio, un despertar.

Cuando la belleza física y la juventud dejan de ser la «mascara» con la que se podía fantasear con un futuro  lejano;  la conciencia de la muerte puede darle un maravilloso sentido a la vida. Dice la psicóloga Viviana Navarro, quien lidera un taller de “Los Miedos de las Mujeres” en Buenos Aires.

El miedo a envejecer, al abandono, a la dependencia económica, a cierta creencia en esta fragilidad de ser mujer;  son el desafío apasionante para trabajar entre todas la necesidad de saber de sí mismas, comenta Viviana. Es necesario que las mujeres nos unamos y nos apoyemos entre nosotras.

Más allá de recomendar trabajar estos miedos de la mano de profesionales para poder expresar y poner en palabras o conductas aquello que nuestro cuerpo siente  y calla; Viviana Navarro propone conectarnos y trabajar nuestra propia armonía, para sentirnos en casa con quienes somos, con nuestra cualidad de ser mujeres aquí y ahora.

  •  Disciplinas como Yoga, el baile, los deportes que podemos disfrutar sin excesos y actividades como caminar TODOS generan esas geniales hormonas llamadas «endorfinas»

 

  • Aprender a respirar conscientemente  nos permite ir hacia nuestro interior y reconocer aquello que no cambia ni muere, más allá del tiempo. 

 

  • El encuentro con pares nos permite reconocer esos miedos, muchas veces, en esa compañera que nos refleja, en una imagen solidaria y multiplicadora el camino de salida…


Dice Anais Nin (una escritora enamorada de su condición de mujer)

«Durante demasiados siglos las mujeres se han ocupado de ser musas de los artistas. Yo quise ser la mujer de un artista, es decir una musa. En realidad estaba intentando evitar la cuestión final: hacer mi trabajo yo misma.”

Parece que entonces los miedos de las mujeres muchas veces es ser simplemente nosotras mismas,  y animarnos a caminar bajo nuestras propias alas. Más allá de un cuerpo joven.

Gracias Viviana Navarro por invitarnos una vez más abrazar lo que somos, sin buscar ya cambiarnos, no importa la edad. Todas somos mujeres y todas vamos a envejecer. El miedo a envejecer seguramente estará, sin embargo como siempre digo: no hay otra respuesta que trabajar la belleza desde adentro hacia afuera, esa nunca muere…


Luana


Para contactar a Viviana Navarro por talleres y terapia pueden escribirle a vivi_a_navarro@yahoo.com.ar

 

Foto fuente

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.