Me siento vacío

Hay momentos en nuestra vida en el que parece que se hubieran llevado una parte nuestra; y justamente ese vacío que sentimos es la falta de nosotros. Del contacto interno con aquello que somos.

Este vacío por lo general se da luego de haber perdido la comunicación con nuestra voz interior que nos fue diciendo cuando había algo que no queríamos, pero avanzamos igual: porque era lo que pensabamos que debiamos hacer, por alguna situación traumática o por falta de atención.
Entonces, el camino de regreso -si bien no es mágico- se trata de reconectar con nuestros deseos más profundos.

Estas son algunas ideas para comenzar a buscar y encontrarte contigo mismo:

 

¿Qué más puede ayudarte? Estar en contacto con la naturaleza, te descarga y recarga. Comenzar a decir NO cuando lo sientes sin “violar” tus deseos internos. Darte gustos, mimarte y si puedes, regalarte un viaje para ti y tu mejor compañero: tu mismo.

Bendiciones

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *