Cómo entrenar brazos fuera del gym

Como siempre digo, aquello que hagamos con el cuerpo físico se verá reflejado en nuestras emociones y en nuestra disposición hacia la vida. Y viceversa.

A la hora de hablar de los brazos, el tren superior del cuerpo no es poca cosa si tenemos en cuenta que con él podemos sostener, empujar, abrazar y contener; entre otras funciones. Volvernos fuertes físicamente en estas acciones hará que nos sintamos con mayor seguridad para sostener aquello que valoramos, empujar (con amor) aquello que no nos haga bien, abrazar aquello que más amemos y contenernos primero a nosotros mismos; para luego contener a los seres queridos.

¿Acaso no te sentís más fuerte y seguro cuando sos capaz de levantar algo por vos mismo?

Algunas ideas:

  • Bandas elásticas at home: podés comprarte una banda elástica según la resistencia deseada y entrenar en tu casa o al aire libre. No es necesario que hagas mil repeticiones todas juntas. Podés, por ejemplo, hacer 1 repetición, realizar alguna tarea hogareña que necesites, hacer otra repetición y así sucesivamente. La clave: ¡hacerlo!
  •  Jugar: ¿te acordás de la famosa “carrera de carretillas”? Excelente juego para entrenarte. Volver a trepar, al pasamanos de la plaza y a todo lo que requiera una plancha y tu peso sobre tus brazos es una buena idea. Los niños son grandes aliados a la hora de invitarlos a jugar: ¡no hay excusa!.
  • Deportes acuáticos: nadar, S.U.P (stand up paddle), remo y windsurf, entre otros, son prácticas que te conectan con la naturaleza mientras que entrenas la voluntad y la fluidez corporal para avanzar.

Afortunadamente, el ejercicio diario es un gran aliado porque –en vez de exigirte tomar mil cursos para trabajar tu fortaleza y voluntad–, éste trabaja la fortaleza por vos sin que tengas siquiera que pensarlo. Sólo tenés que “poner primera” y hacerlo. Los resultados a corto y a largo plazo serán notables tanto para vos, como para los que te rodean.

Fuerza, voluntad y abrazos con brazos fuertes.

 

Luana

Fuente. Nota del Blog Admit One

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *