¿Qué es una dieta alcalina?

Quizás ya habrás escuchado hablar sobre el Ph de la sangre y acerca de los beneficios de una dieta alcalina, tanto para sanar enfermedades como para mantener la buena salud. Aquí va una explicación breve, con palabras simples y fáciles de entender.

Comprender el asunto del pH es simple cuando lo ponemos en palabras y términos que reconocemos. En mi coaching siempre utilizo este mismo ejemplo para explicarlo: imaginate que tu cuerpo es una cocina. Cuando está limpia, impecable, las cucarachas pueden llegar a pasar, pero al ver que no tienen comida (ni por lo tanto de qué vivir) se irán o quizá ni siquiera aparecerán. En cambio, si tu cocina está sucia las cucarachas pasan y se quedan, ya que encuentran alimento y casa. Pues bien: Imaginate que algunos alimentos de tu dieta funcionan como suciedad en la cocina o comida para las cucarachas; lo que en nuestra vida serian todo tipo de virus, bacterias, etc. Si éstas tienen un medio sucio donde vivir, allí se quedarán y alojarán, generando síntomas y enfermedades. El medio o “cocina sucia” vendría a ser un medio ácido, y una “cocina limpia”, en cambio, uno alcalino.

La escala del pH va del 0 al 14, considerándose un pH neutro el correspondiente al valor 7. Cuando el pH baja del 7, se considera un pH ácido y cuando aumenta de 7 se considera un pH alcalino. Para que nuestras células trabajen de forma correcta y apropiada, su pH debe ser ligeramente alcalino, entre 7,35 y 7,45. Por eso en todo momento la sangre se está autorregulando: es importante no sobrepasar este el PH y para evitar la acidez metabólica, o acidosis, garantizando así el buen funcionamiento de las células de nuestro cuerpo y una óptima salud.

dieta-alcalina-705

¿Y qué tienen que ver la acidosis y las cucarachas?

La acidosis de nuestro organismo tiene relación directa con las siguientes enfermedades o dolencias: diabetes, hongos -por ejemplo, cándidas vaginales-, problemas renales, sobrepeso, inflamación, migraña, cansancio, tendencia depresiva, problemas respiratorios, artrosis, dermatitis, etc. Lamentablemente la mayoría de la población, incluyendo a los niños, sufren de algunos o todos estos síntomas, productos de –entre otros factores- la acidosis. En 1932, el médico alemán Dr. Otto Heinrich Warburg, ganador de premio Nobel, dijo que para que haya cáncer, envejecimiento y enfermedades crónicas, debía existir dos condiciones: ACIDOSIS Y FALTA DE OXIGENO, ya que en particular las células cancerígenas han “aprendido” a vivir sin oxígeno.

¿Qué alimentos/bebidas/emociones producen acidosis?

Algunos ejemplos de los alimentos más consumidos: harina blanca, azúcar blanca, panificados, sal refinada, bebidas con alcohol, gaseosas, golosinas, aditivos (colorantes, espesantes, saborizantes, etc).También el exceso de carne, lácteos, huevos, café y tanto las emociones negativas como el estrés y la contaminación ambiental.

¿Qué alimentos/bebidas/emociones nos ayudan a alcalinizarnos?

Algunos ejemplos: frutas y vegetales crudos – siendo el limón de gran ayuda-, germinados, semillas, raíces, algas marinas, superfoods (espirulina, jugo de pasto de trigo, etc). También alcalinizan las técnicas de respiración –por su oxigenación-, realizar ejercicio, emociones positivas y sobre todo el amor… Como ves, podríamos evitar infinidad de malestares psicofísicos al igual que sanar enfermedades que se diagnostican como “crónicas” o sin esperanza de vida llevando con consistencia una alimentación alcalina junto a técnicas de oxigenación (que alcalinizan la sangre), la reducción del estrés y un manejo de nuestras emociones y del entorno contaminante (hasta donde uno pueda intervenir, claro). No se trata de extremos: se trata de -paso a paso- tomar responsabilidad por aquello que SI PODEMOS HACER y tenernos paciencia en este camino. Te invito a seguir informándote sobre este tema y consumiendo cada vez más vida dentro y fuera de tu cuerpo. En mi canal de youtube tienen una larga lista de ejemplos de alimentación consciente; los invito a ver algunos para continuar creciendo y mejorando nuestra salud juntos.

 

Luana Hervier

Fuente: Nota del Blog Green Vivant

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *